viernes, 8 de abril de 2011

Benedicto XVI ratifica que los judíos no fueron culpables de la muerte de Cristo

El Vaticano adelantó hoy algunos capítulos del libro que el Papa publicará la semana próxima; cuestiona al Evangelio de Mateo que afirma que "todo el pueblo" pidió la crucifixión de Cristo


CIUDAD DEL VATICANO.- (EFE).- En un libro que saldrá a la venta el próximo 10 de marzo, el papa Benedicto XVI afirmó que los judíos no fueron los culpables de que Jesús fuera condenado a muerte.

El Vaticano adelantó hoy algunos capítulos de la próxima publicación del pontífice, que señala que, cuando en el Evangelio de Mateo se habla de que "todo el pueblo" pidió la crucifixión de Cristo, "no se expresa un hecho histórico".

"¿Como habría podido todo el pueblo [judío] estar presente en ese momento para pedir la muerte de Jesús?", se pregunta el papa teólogo, quien reconoce que esa errónea interpretación ha tenido "fatales" consecuencias, en referencia a las continúas acusaciones de deicidio a los judíos durante siglos, que propició su persecución.

Benedicto XVI agrega que la "realidad" histórica aparece más correcta en los evangelios de Juan y Marcos. Según el obispo de Roma, el verdadero grupo de acusadores fueron algunos círculos del templo de Jerusalén y la masa que apoyaba a Barrabás en el contexto de la amnistía pascual.

El Concilio Vaticano II (1962-1965), que lanzó a la Iglesia hacia el siglo XXI, promulgó la declaración " Nostra Aetate ", con la que los católicos retiraron las acusaciones de deicidio contra los judíos.

La segunda parte del libro "Jesús de Nazaret", que será presentado el 10 de marzo en el Vaticano, está dedicada a la pasión, muerte y resurrección de Cristo, los momentos más decisivos en la vida de Jesús, según el papa Ratzinger. Benedicto XVI profundiza sobre la muerte de Cristo, sobre la resurrección, sobre por qué fue condenado y quiénes fueron los culpables de su fallecimiento, entre otros asuntos.

El volumen está editado por la Librería Editora Vaticana (LEV), que tiene todos los derechos de autor de Benedicto XVI, y saldrá a la venta en Italia (300.000 copias para la primera edición, que distribuirá Rizzoli), España (Editorial Encuentro), Alemania (Herder), EEUU (Ignatius Press) y otros países.

Según informó en julio pasado el portavoz vaticano, Federico Lombardi, el papa está escribiendo ya la tercera parte del libro, dedicada a la infancia de Jesús y al comienzo de su predicación.

La primera parte de "Jesús de Nazaret", de 448 páginas, fue presentada por el Vaticano el 13 de abril de 2007 y en ella el pontífice mostró a un Jesús "real, el histórico", y afirmó que Cristo es una figura "históricamente sensata y convincente".

1 comentario:

Rodolfo Plata dijo...

“NO” PERMITAS QUE EL CRISTIANISMO SE JUDAIZE TOLERANDO LA DOCTRINA APÓSTATA DE BENEDICTO XVI:
LOS VALORES SUPREMOS DE LA TRASCENDENCIA HUMANA Y LA SOCIEDAD PERFECTA, DEBEN ORIENTAR LOS OBJETIVOS DEL CURRÍCULO ESCOLAR LAICO Y LA CATEQUESIS, A FIN DE ALCANZAR LA SUPRA HUMANIDAD__ La relación entre la fe y la razón, la religión, la ciencia y la educación, se enmarca en el fenómeno espiritual de la trasformación humana abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana: conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las conclusiones comparables de la ciencia: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.) __La paideia griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), a efecto de prevenir y curar las enfermedades del alma. El educador, utilizando el discurso filosófico y la discusión de casos y ejemplos prácticos, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo y objetivo de la filosofía griega. Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). Meta que no se ha logrado debido a que la mitología del Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar retomando la paideia griega de Cristo, separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su teología fantástica que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD