lunes, 13 de junio de 2011

Dukan, la polémica dieta de moda

Consiste en comer proteínas, excluir los carbohidratos y minimizar la ingestión de frutas y verduras; advierten sobre los riesgos


Soledad Vallejos
LA NACION

Pasa casi todos los años. En esta época, suelen hacer furor en Europa y los Estados Unidos y dan la vuelta al mundo al llegar la primavera hasta arribar a esta parte del planeta. El método Dukan es la última moda en el universo de las dietas y, aunque todavía aquí muchos no la conocen, seguramente en septiembre comenzará a sumar adeptos entre los argentinos. Bautizada así por su creador, el neurólogo y nutricionista francés Pierre Dukan, la dieta (que lleva casi diez años en el mercado) se hizo famosa recién ahora gracias al apoyo de algunas celebrities internacionales.

Francesas, españolas, británicas y rusas están entre sus máximas seguidoras. Según una entrevista que Dukan concedió al diario español La Vanguardia, unos 15 millones de personas siguen su dieta, y el especialista espera que sus fans se multipliquen por millones cuando el método llegue en breve a China, con una fuerte campaña de marketing. La clave de la Dukan, según explican los expertos, radica en abusar de las proteínas sin límites, excluir los carbohidratos y minimizar la ingestión de frutas y verduras, al igual que otras dietas muy populares, sobre todo en Europa, como la Atkins y la Montignac, también muy criticadas por instituciones europeas especializadas en nutrición, como la Medical Research Council Human Nutrition Center, de Cambridge.

"Se trata de una dieta hiperproteica que no tiene nada de novedoso, como fue la Atkins o la Scarsdale en su momento, pero la Dukan llegó con una feroz campaña de marketing detrás -dijo a LA NACION el doctor Alberto Cormillot-. Las dietas tienen su proceso cíclico; pueden estar basadas en carbohidratos, grasas o las hiperproteicas, como ésta, pero, en realidad, no hay nada de revolucionario en ellas.

" A pesar de que su creador afirma a rajatabla que el 95 por ciento de los que siguen la dieta Dukan alcanza su peso ideal y, de ellos, el 79% lo mantiene al cabo de un año, la lluvia de reprobaciones y censuras a este método ha inundado todos los foros y las revistas especializados. Incluso, la Agencia de Seguridad Alimentaria Francesa (Anses) advirtió hace algunas semanas que la dieta tiene serios riesgos para la salud, y aseguró que "no sólo no funciona, sino que los kilos perdidos se recuperan todos".

Los resultados de un estudio realizado por la Anses entre 5000 personas demostraron que "un año después de haber comenzado la dieta, el 35% recuperó los kilos perdidos. Luego de dos años, el 64% engordó nuevamente y, después de tres años, el 80% subió de peso", explicó Boris Hansel, endocrinólogo del hospital parisino Pitie-Salpetrier.

Según Hansel, "se habla mucho del éxito de este método y poco de los resultados en el mediano y largo plazo, además de los efectos nefastos para la salud, como enfermedades cardiovasculares [diabetes e hipertensión], complicaciones renales, estreñimiento y trastornos del sueño".

Las cuatro fases

¿En qué consiste el método Dukan concretamente? Su creador explica que una de las claves es "no pasar hambre". De hecho, reveló que la dieta fue concebida a raíz del requerimiento de uno de sus pacientes, un hombre obeso que me rogó que le preparase una dieta con la condición de que no le quitase la carne -dijo Dukan-. Lo hice, y en cinco días perdió cinco kilos".

Durante 25 años, el médico francés, cuyos libros hoy venden millones de ejemplares, se dedicó a perfeccionar la dieta. Según Dukan, "una persona gorda tiene que adelgazar comiendo". ¿Cómo? En cuatro fases. La primera: de ataque, en la que sólo están permitidos, y sin límites, los alimentos a base de proteínas, como carnes rojas, pollo, pescado, mariscos, huevos y lácteos descremados. La segunda: de crucero, un día de proteínas alternado con otro de proteínas más verduras. En total, son cien alimentos (72 proteicos y 28 verduras). La tercera: de consolidación, diez días por cada kilo perdido, y se agregan dos frutas diarias más dos rebanadas de pan integral y dos platos de legumbres por semana. La última: de estabilización, con dos condiciones, un día a la semana sólo proteínas y, todos los días, tres cucharadas de salvado de avena.

"La dieta Dukan es una locura y la base de comer proteínas sin límites provoca un desequilibrio muy grande -apunta la nutricionista María Emilia Mazzei-. De hecho, la Asociación Británica Dietética (BDA, por sus siglas en inglés) la incluyó entre las cinco peores dietas, que deben evitarse."

En opinión de esa especialista, la selección limitada de alimentos no educa al paciente, "más bien lo desordena, ya que le permite comer todo lo que desea de apenas un pequeño grupo de alimentos, como las proteínas, lo que luego puede generar trastornos como colesterol alto, problemas renales, aumento en las grasas sanguíneas y frustración, porque las dietas no son milagrosas. Lo importante es adquirir buenos hábitos alimentarios".

Cormillot insiste en que "esta dieta no tiene nada de nuevo; es un plan que se basa en el consumo de un 45% de proteínas, lo que puede provocar un descenso de peso rápido en la primera fase, pero comer en exceso lo que nuestro cuerpo no necesita es peligroso. Mantener una alimentación saludable es la única manera de bajar de peso y mantenerlo de por vida", opinó.

EL MÉTODO
Un plan, cuatro fases y un menú tipo para cada etapa

FASE 1 De ataque

Esta etapa no puede extenderse por más de diez días y se basa en el consumo puro de proteínas, sin vegetales u hortalizas, frutas, azúcares o hidratos de carbono. Además de carne vacuna magra se puede consumir pollo, pescados y mariscos, jamón, huevos y productos lácteos descremados. Todo acompañado por una cucharadita de salvado de avena.

Menú

Desayuno: huevos revueltos. Café solo o con leche descremada.

Media mañana: dos fetas de jamón.

Almuerzo: dos filetes de pollo a la plancha con una gota de aceite.

Merienda: 100 gramos de queso de Burgos light.

Cena: una docena de mejillones al vapor y langostinos a la plancha espiritual

FASE 2 De crucero

Un día de proteínas alternado con otro de proteínas más verduras y hortalizas (con excepción de papas, batatas, porotos, lentejas, arvejas, arroz y maíz). En total son cien alimentos, de los cuales 72 son proteicos. Esta fase dura el tiempo que sea necesario hasta que la persona llegue al peso adecuado. El lema de Pierre Dukan es que "nunca se debe pasar hambre".

Menú

Desayuno: 50 g de salmón ahumado en rollitos. Café con leche.

Media mañana: jugo de tomate o dos fetas de jamón desgrasado.

Almuerzo: ensalada de espinacas con un filet de pescado o de carne.

Merienda: yogur descremado.

Cena: ensalada de tomate, pepino y cebolla, con atún, y un bife.

FASE 3 De consolidación

El cálculo para seguir en esta fase es el siguiente: diez días por cada kilo perdido. Es decir, si alguien bajó 10 kilos durante las dos etapas anteriores, deberá permanecer en la fase de consolidación por 100 días. Se pueden comer las hortalizas y legumbres antes prohibidas, pero no más de dos porciones a la semana. Prohibidos rotundamente el pan, papas, arroz, maíz y frutas.

Menú

Desayuno: jugo de naranja, café con leche, huevo pasado por agua.

Media mañana: dos fetas de jamón.

Almuerzo: legumbres en ensalada, o con verduras autorizadas al vapor.

Merienda: 100 g de queso de Burgos light.

Cena: un bife de cerdo, brócolis y papas al vapor.

FASE 4 De estabilización

Una etapa que deberá seguirse para el resto de la vida. Las condiciones son pocas, pero deben cumplirse a rajatabla: una vez por semana hay que consumir sólo alimentos proteicos, como en la fase de ataque. E incrementar a tres las cucharadas de salvado de avena, que aportan la cuota de fibra recomendada.

Menú

Desayuno: café con leche y una rebanada de pan integral.

Media mañana: una fruta.

Almuerzo: 150 g de fideos con salsa de mejillones.

Merienda: una fruta.

Cena: sopa de verduras y salmón, o un bife a la plancha.

* Sólo proteínas una vez por semana

No hay comentarios.: