miércoles, 5 de octubre de 2011

Las librerías ya viven una explosión de las letras K

Intenso y prolongado año electoral. Comicios presidenciales dentro de tres semanas. Inminente primer aniversario de la muerte de Néstor Kirchner.

El cóctel, inédito y apasionante, ya se ha trasladado a las librerías y editoriales del país, donde por estos días se vive una verdadera y heterogénea explosión de publicaciones vinculadas con la Presidenta, con su esposo y con la profunda huella que el kirchnerismo está dejando en la sociedad argentina.

Opositores y oficialistas; periodistas, escritores y políticos; todos parecen tener algo para decir sobre una época de discusiones acaloradas y debates casi sin fin ni acuerdo a la vista. Los récords de ventas de varias de esas publicaciones hablan a las claras de un fenómeno que excede a la clase dirigente y se extiende a muy distintos sectores sociales, ávidos por conocer visiones y miradas sobre una etapa del país plena de contradicciones y claroscuros.

Un país fragmentado entre dos bandos que, a veces, se muestran irreconciliables da como resultado la aparición de libros a favor y en contra del kirchnerismo. La Presidenta , de Sandra Russo, y El y ella , de Luis Majul, expresan visiones contrapuestas sobre la actualidad, pero igualmente tentadoras, a juzgar por los 85.000 y 70.000 ejemplares vendidos, respectivamente.

Ambos siguen el camino iniciado por Cristina , de Sylvina Walger, una mirada corrosiva sobre la trayectoria y vida personal de la Presidenta. Si se trata de desmenuzar el pensamiento y la acción de Néstor Kirchner, que murió el 27 de octubre del año pasado, también aparecen distintas miradas. A El Flaco , de José Pablo Feinmann, y La audacia y el cálculo , de Beatriz Sarlo, acaban de sumarse El presidente militante , de Gabriel Pandolfo, y Kirchner íntimo , de Daniel Miguez y centrado en la campaña de 2003 que llevó a la presidencia al entonces poco conocido gobernador de Santa Cruz.

PARA TODOS LOS GUSTOS

La denominada "Argentina kirchnerista" también despierta posturas encontradas. Están los que defienden a capa y espada el denominado proyecto "nacional y popular", como el propio jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, a través de sus Zonceras Argentinas , que pronto tendrá una segunda versión; el filósofo de Carta Abierta Ricardo Forster, autor de El litigio por la democracia , u Orlando Barone, compañero de Russo en el programa televisivo 6,7,8 y autor de K, letra bárbara .

En las antípodas de ese pensamiento, y en clave de ironía, acaba de aparecer Aguanten los K , del prosecretario general de Redacción de LA NACION, Carlos M. Reymundo Roberts, una recopilación de las columnas "De no creer", que vienen publicándose desde hace más de un año. La novedad es que incluye una selección de los comentarios de lectores en los foros.

Desde la oposición política, el candidato a vicepresidente del Frente de Izquierda, Christian Castillo, escribió La izquierda frente a la Argentina kirchnerista , de reciente aparición.

Los periodistas de investigación también pusieron su lupa sobre esta etapa. ArgenLeaks , de Santiago O'Donnell (Página 12), va primero en ventas de libros de no ficción, y El Recaudador , de Omar Lavieri (Clarín), husmea en la vida pública y privada del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. De otro kirchnerista devenido opositor, el diputado Miguel Bonasso, apareció en los últimos días El mal , alegato contra la explotación minera en el país durante el kirchnerismo.

¿Cómo se explica la magnitud del fenómeno? "Es una cuestión lógica. Hace cuatro años hay una Argentina K y otra no K, y en el medio la nada misma. Hay algo muy positivo: la política volvió a estar al frente del interés del público", opinó Ignacio Iraola, director editorial de Planeta.

En la editorial Sudamericana también se mostraron conformes por la repercusión de los libros vinculados con la coyuntura política. "Las editoriales fueron uno de los pocos lugares donde autores K y no K han logrado coexistir", dijo Pablo Avelluto, director editorial de Random House Mondadori.

Augusto di Marco (Editorial Santillana) calificó de "cercana a lo normal para cualquier sociedad democrática que vive un año electoral" la cantidad de libros sobre el kirchnerismo, aunque subrayó la división "entre blancos y negros que también afecta a los lectores"..

No hay comentarios.: