jueves, 13 de julio de 2006

Harry Potter ya tiene reemplazante

Los estudios cinematográficos de Hollywood han comenzado a recorrer los mayores éxitos de la literatura infantil para preparar al sucesor de Harry Potter, dado que las últimas noticias de Hogwarts no son alentadoras: J. K. Rowling anunció que en el séptimo y último volumen de las aventuras del brujo morirán dos personajes centrales. Habrá que esperar para descubrir si se trata de Harry y su némesis Lord Voldemort, ya que la novela aún no tiene fecha de publicación (Harry Potter y la orden del Fénix, la quinta película, se estrenará en julio de 2007).
Por estos días, la mayor parte de los especialistas apuestan que quien lo sucederá con éxito en la pantalla grande será Lyra Belacqua, la protagonista de La materia oscura, la trilogía del británico Philip Pullman inspirada en El paraíso perdido, de John Milton. El último fin de semana -tal y como ocurrió con Daniel Radcliffe-, fue una total desconocida, Dakota Blue Richards, quien se quedó con el papel de la heroína de Luces del Norte (así se llama el primer libro en su versión castellana) entre más de diez mil postulantes.
El autor declaró al diario The Independent estar muy conforme con la elección de Richards -"nadie conoce a Lyra como yo y Dakota es perfecta para el papel"-, y reconoció que le encantaría que Nicole Kidman interpretara a la bella y cruel señora Coulter (la actriz ya rechazó a otra villana, la Bruja Blanca de Narnia, que terminó interpretando Tilda Swinton).
La adaptación tendrá un presupuesto de 150 millones de dólares y será producida por los estudios New Line (responsables de El señor de los anillos), con guión y dirección de Chris Weitz, aquel de Un gran chico. Allí se contará cómo Lyra, que vive en un mundo parecido al nuestro (donde hay una universidad en Oxford pero también brujas y osos con armadura), descubre que alguien está robándose a todos los niños de Inglaterra. Su investigación pone en marcha una aventura que puede cambiar el cielo, la tierra y el resto de los mundos posibles.
Aunque el film tiene fecha de estreno para fines de 2007, ya comenzó la polémica: en este caso, centrada en supuestos pedidos del estudio de relativizar el papel siniestro que tiene la Iglesia en el mundo de Lyra.
Fuente: LA NACIÓN

No hay comentarios.: